¿Cómo evitar a los transportistas fraudulentos?

Patryk Domagala 2.12.2014

Una página web moderna, una oferta clara, una promesa de la más alta calidad; así es como muchos transportistas promueven sus servicios. Cuando se trata de elegir una empresa de transporte, es necesario tener en cuenta la fiabilidad comercial del socio potencial. En el mercado hay muchas empresas fraudulentas que no tienen escrúpulos a la hora de infringir la ley o cometer estafas, por eso es muy importante minimizar el riesgo y utilizar solo la información proveniente de fuentes seguras.

¿Cómo evitar a los transportistas fraudulentos

¿Cómo verificar al transportista?

La utilización de documentos falsos, la suplantación de la identidad de otra empresa, la elaboración de referencias falsas y el marketing boca a boca en Internet son algunas de las armas peligrosas que componen el arsenal de los estafadores que cazan clientes demasiado confiados o que siempre van con prisas.

A continuación, presentamos una serie de herramientas básicas que permiten una verificación eficaz del transportista:

Verificación exhaustiva de la documentación

En primer lugar, conviene verificar si el transportista tiene “todos los papeles en regla”, es decir, los documentos que dan derecho a ejercer la actividad en el sector de transporte y logística.

¿Cómo hacerlo?
Sobre todo, conviene verificar:

    • la inscripción en el registro mercantil

Los datos deben ser comparados con los de la base de datos del registro central de empresas.

    • la confirmación de la asignación del número de identificación fiscal

La verificación de la asignación del NIF puede tomar mucho tiempo; sin embargo, es muy importante. Es necesario tener esto presente sobre todo a la hora de iniciar una colaboración con un nuevo contratante.

    • la licencia para la intermediación en el transporte de mercancías

Además, se debe cotejar la licencia con bases de datos externas y asegurar que realmente ha sido expedida por el organismo pertinente.

    • datos bancarios

La presencia de datos distintos en los documentos es motivo suficiente para llevar a cabo una verificación más profunda de la empresa de transporte en cuestión.

    • documento de la matriculación del vehículo

El documento de matriculación debe verificarse en cada carga del vehículo.

La coherencia de los datos en los distintos documentos es esencial. En muchas ocasiones, la atención a los detalles, permite eliminar el riesgo de colaborar con un contratante sospechoso. Además, debemos comprobar si cada uno de los documentos es original o una copia certificada ante notario.

¿Cómo verificar al transportista

Cobertura del seguro de responsabilidad civil del transportista

Conviene verificar la cobertura de la póliza, ya que es el documento que protege al contratante en caso de incumplimiento de las condiciones del contrato por parte del transportista o en situaciones imprevistas.

Durante la verificación del seguro de responsabilidad civil del transportista, es preciso tener en cuenta:

  • cobertura del seguro (cláusulas)
  • el importe asegurado
  • el deduciblem
  • pago de la prima actual

Nota:
Para obtener información fiable, es aconsejable ponerse en contacto directamente con la compañía de seguros.

Referencias y opiniones de los clientes

La elección de un socio de negocios ha de basarse principalmente en las opiniones positivas. A la hora de analizar las referencias, debemos prestar atención a:

  • los comentarios publicados en Internet
  • las opiniones publicadas en las bolsas de transporte
  • el histórico de órdenes
  • la presencia en los registros de deudores

Conviene prestar atención a la frecuencia con la que la empresa que verificamos colabora con los autores de las opiniones. Los socios habituales a veces son reacios a emitir opiniones negativas, incluso si la empresa se las merece.

¿Cómo evitar a los transportistas fraudulentos

Verificación de los documentos del conductor

Para evitar el robo de la mercancía por un transportista fraudulento, conviene verificar los documentos del conductor durante la carga del vehículo y, en caso de duda, ponerse en contacto directamente con el transportista para asegurarse de que no se trata de un fraude. Sin embargo, esto no es suficiente para evitar el robo. Por ejemplo, no sirve cuando el estafador es un subcontratista y no la empresa de transporte realmente contratada por el transitario.

Durante la conversación, debemos prestar atención a los detalles, ya que de esta manera se pueden detectar fácilmente incoherencias entre las informaciones recibidas del transportista, del conductor o del coordinador de la orden. Estas pueden figurar en los documentos que posee el conductor.

Cabe señalar, sin embargo, que la decisión respecto a la elección del transportista debe adoptarse solo después de la verificación de todos los elementos, ya que únicamente la verificación exhaustiva del subcontratista permite minimizar el riesgo de robo o fraude.