«¿Dónde está mi carga?»: la logística 4.0 y una cadena de suministro segura

Anna Palluch 13.11.2018

Las nuevas tecnologías en el transporte suponen la optimización del trabajo para una mayor eficiencia y estanqueidad de la cadena de suministro. Con las herramientas 4.0, el cargador puede monitorear su carga en tiempo real, gestionar las órdenes en un solo lugar y comunicarse rápidamente con el transportista.

El acceso a la información de la carga debería convertirse en un estándar, como el seguimiento de los envíos cuando compramos en línea. «La necesidad apremiante de todo el mercado es copiar los modelos probados en el sector del comercio electrónico y adaptarlos a las necesidades de los cargadores, transportistas y transitarios. Una herramienta que permite monitorear la carga, como el servicio «track & trace», responde a las expectativas de todos los participantes de la cadena de suministro», dice Łukasz Kosturek, Product Designer de Trans.eu Group S.A., que trabaja en la creación de productos innovadores dedicados a las empresas del sector del transporte.

El propietario de la carga quiere saber qué sucede con su mercancía, por lo que debe tener acceso al sistema telemático del transportista con el que coopera. En el caso de una cooperación ocasional o única, iniciar sesión en su cuenta no es un problema. Pero las cosas se complican cuando el cargador tiene varios socios comerciales y cada uno de ellos utiliza soluciones telemáticas diferentes.

La mejor opción en tal caso es utilizar una solución única que permita gestionar toda la orden de transporte. «La tecnología nos permite recibir las señales enviadas por los sistemas telemáticos de los transportistas y presentarlas de forma homogénea mediante una sola herramienta», explica Łukasz Kosturek.

Por supuesto, es necesaria la integración con la fuente de datos sobre el transporte (por ejemplo, con ERP) o con el sistema de almacén. Pero una vez hecho esto, es posible monitorear el vehículo y comprobar el estado de la realización del transporte, sin tener que instalar software adicional de pago.

Todas las cargas bajo control

La función de monitorización compleja permite comprobar en el mapa dónde se encuentra actualmente el vehículo con la carga y proporciona la información sobre los acontecimientos más importantes en la ruta: lugar de carga, lugar de descarga, paradas, cambios de ruta. Lo importante es que la herramienta permite supervisar todos los transportes en curso en una sola pantalla. Por lo tanto, el propietario de la mercancía tiene una visión holística de lo que le sucede con cada carga individual. Si existe el riesgo de que la carga no se entregue a tiempo (por ejemplo, en caso de avería del vehículo), recibirá una alarma correspondiente con el estado actual de la carga.

Comunicación en orden

No hay que olvidar que una cadena de suministro segura requiere un intercambio rápido de información. ¿Y cuál es la forma habitual de comunicación entre el destinatario, el responsable de logística y el conductor? Especialmente cuando en el proceso también interviene un transitario, ya que los fabricantes suelen recurrir a la externalización. Empieza el juego de teléfono roto. A lo largo del tiempo, la información se altera o se vuelve obsoleta.

Por lo tanto, la gestión eficaz de los procesos logísticos depende de una comunicación rápida con el contratista. Por otro lado, el mercado sigue creciendo de forma dinámica, por lo que la cadena de suministro se expande naturalmente a medida que intervienen nuevos intermediarios, lo que afecta al flujo de información. En consecuencia, la comunicación basada en el envío de correos electrónicos y mensajes de texto, la creación de una documentación extensa en Excel o las negociaciones comerciales realizadas por teléfono solo pueden prolongar el proceso y generar confusión. Una herramienta que cambia este modelo de trabajo puede influir en la transformación de todo el sector del transporte.

«Dichas posibilidades son una característica intrínseca de los sistemas TMS modernos de la clase 4.0.», resalta Łukasz Kosturek. «Se basan en el desarrollo constante de algoritmos y en la integración con los sistemas telemáticos existentes, abriendo una nueva dimensión logística para el transporte por carretera».

Al mismo tiempo, la optimización de los procesos logísticos y la orientación hacia la logística 4.0 constituyen la respuesta a las crecientes exigencias de los propietarios de cargas del sector de comercio y servicios. Los fabricantes quieren saber exactamente quién está transportando sus mercancías y dónde se encuentra el envío en un momento dado. Los cargadores saben que la falta de información sobre la carga puede suponer un riesgo de pérdidas financieras importantes. Exigen que los transportistas les den acceso a la telemática para ayudarles a gestionar su propia cadena de suministro.