¿Son las bolsas de transporte el futuro del sector de transporte y logística?

Karolina Betke 7.05.2014

Las bolsas de transporte han cambiado el aspecto del sector de transporte y logística europeo en el transcurso de unos pocos años. Durante este tiempo, miles de empresas han modernizado su modelo de negocio haciendo de las bolsas su principal fuente de pedidos. Estos cambios ¿han traído beneficios reales?

Las bolsas de transporte siguen ganando en popularidad. Esto es principalmente porque permiten a los usuarios colaborar con miles de clientes de toda Europa.

Conforme a las estadísticas, el mercado del transporte internacional por carretera está creciendo continuamente desde el año 2010. Además, según las previsiones de Transport Intelligence, crecerá un 3,8 % cada año hasta 2016, permitiendo un desarrollo dinámico a varias entidades del sector de transporte y logística. En este contexto, se puede suponer que existe una relación positiva entre el número creciente de entidades que hacen uso de las bolsas y el desarrollo del mercado de transporte, indica Michèle Panek, Western Group Sales Team Manager en Trans.eu BVBA.

Desarrollo de mercados internacionales

Beneficios de las bolsas

Los pedidos internacionales permiten cobrar tarifas superiores en comparación con los domésticos. Por este motivo, los transportistas están bien dispuestos a realizarlos. Hasta el momento, se encontraron
con varios problemas, tales como la barrera del idioma, la falta de conocimiento de la ley del país del cliente o la dificultad para encontrar ordenes. Gracias a los operadores de las bolsas y las
plataformas de transporte que proporcionan, el empresario obtiene un apoyo integral gracias al cual puede fácilmente encontrar una carga o un vehículo y, lo que es también importante, verificar la credibilidad del contratante con quién desea colaborar. La conclusión de la orden así como el intercambio de documentos son mucho más rápidos y fáciles.

Otra ventaja importante de las bolsas es la diversificación de las fuentes de ordenes de transporte. Antes, las empresas contaban principalmente con las relaciones a largo plazo con algunos actores seleccionados. Por supuesto, esta solución tuvo aspectos positivos, ya que el contratante era comprobado y confiable, pero a menudo también era más caro y no sabía resolver el problema de recorridos en vacío. El gran número de ofertas disponibles en la bolsa, publicadas por varias empresas, brinda la posibilidad de elegir la más ventajosa y rentable y además reduce el riesgo de retorno con el semirremolque vacío.

Por supuesto, merece la pena conseguir una colaboración a largo plazo pero, teniendo en cuenta los principios de negocio, es necesario verificar si la oferta del contratante no es exagerada. En este ámbito, la bolsa parece ser una solución ideal, ya que constituye un punto de referencia y crea un campo de negociación. Al mismo tiempo, permite verificar el socio a través de las opiniones y los comentarios sobre él y, si es necesario, da la oportunidad de establecer inmediatamente una colaboración con otro transportista o transitario, indica Michèle Panek, Western Group Sales Team Manager en Trans.eu BVBA.

La presencia en la bolsa y la posibilidad de conseguir clientes han sido particularmente ventajosas para las pequeñas y medianas empresas. Como las ofertas son comúnmente accesibles, las PyMEs pueden –hasta cierto grado– competir con las más grandes compañías del sector y, al conseguir opiniones positivas o certificados otorgados por los operadores, reforzar su propia marca y confirmar la calidad.

Mayor competencia

El éxito de las bolsas ha aumentado de modo natural la competencia en el transporte por carretera. El mayor número de empresas activas ha afectado las tarifas por 1 km, sobre todo en el transporte nacional. Sin embargo, desde una perspectiva macroeconómica, ello ha tenido efectos positivos, explica Michèle Panek, Western Group Sales Team Manager en Trans.eu BVBA.

Transporte por carretera en vacío
 

Ello se ve compensado por los ahorros resultantes de la reducción en el número de recorridos en vacío. Además, las previsiones relativas a este mercado indican que ya en 2016 crecerá en casi un 10 % en comparación con 2012.

Teniendo en cuenta los efectos de la creciente popularidad de las bolsas de transporte, debe considerarse que su influencia en el desarrollo del sector de transporte y logística, es positiva. Esto se refiere en particular al aumento de la seguridad de colaboración, la optimización de los gastos, la activación de las empresas de menor tamaño y la facilidad de establecer nuevas relaciones internacionales. Cualquier cambio, sobre todo si es tan importante, trae consigo ciertas inquietudes y dificultades, pero las ventajas resultantes constituyen una motivación suficientemente fuerte como para superar los obstáculos emergentes.